Cocina,Comedor,Mediterráneo,Recibidor,Salón

Reforma de una vivienda: luz, calidez y sencillez mediterránea.

Este proyecto de reforma integral de estilo mediterráneo te va a atrapar. La gran cantidad de luz, los materiales naturales y un espacio amplio bien aprovechado te van a convencer enseguida. Te voy a enseñar los dos espacios que para mí son los mejores, el salón-comedor y la cocina.

El salón no se puede entender como un espacio cerrado, separado de la entrada. Se leen como una unidad. La cristalera con carpintería en negro consigue que el hall no quede oscuro y le llegue luz del exterior. Con la pared a media altura y la cristalera, se marca los espacios.

Al entrar al salón tenemos un espacio muy amplio. Con una distribución rectangular clásica de salón a un lado y comedor en el otro. Se ha aprovechado el tejado a un agua para darle más altura y amplitud al salón-comedor.

Utilizan una cantidad de piezas de mobiliario mínima. Una cómoda con cajones detrás de la mesa de comedor, y un aparador/biblioteca en el lateral, un pequeño mueble de tv y una pequeña librería adosada a la pared que separa el salón con la entrada. La mesa de comedor y dos mesas de centro para el salón. Además todas las piezas son de un tamaño medio y de poco almacenamiento.

Se utiliza una paleta muy claraBlanco, gris claro y madera de pino o fibras naturales (como en las lámparas del comedor). Con algún toque en negro para enfatizar ciertas piezas. Con un pavimento cerámico de baldosa cuadrada muy sencillo y limpio. El toque de color se lo da la alfombra que introduce el color mostaza en la estancia. Combina a la perfección con la paleta básica elegida.

En cuanto a los tejidos, todas las piezas principales se han tapizado con un tejido jaspeado de color gris claro. Que va acompañado, en el caso de las sillas, con madera de pino (esta combinación nunca falla) y en el caso de los sofás con cojines estampados con patrones geométricos en negro.

En definitiva, el salón-comedor resulta un espacio muy amplio en metros y también visualmente, gracias a que predomina el blanco y a su gran altura libre. La paleta utilizada, junto con la luz natural de los grandes ventanales, le aporta la calidez que necesita un espacio grande. Y los toques en negro y amarillo (como el mostaza de la alfombra, o el dorado de la lámpara de pie) crean esos puntos de interés que tanto nos atraen.

La cocina es de distribución en L para aprovechar la esquina, con una pequeña isla en el centro.  Tiene un correcto triangulo de zonas de trabajo en el que la isla no interfiere.

El mobiliario, se ha realizado a medida para tener el máximo almacenamiento posible. Ocupando toda la pared con grandes cajoneras, frigo integrado y el micro y el horno en columna. La unión con el salón se realiza con la encimera de la misma madera, tanto del banco como de la isla. Electrodomésticos de acero y dos bonitas lámparas de cobre con luz focal hacia la isla de desayuno y comidas rápidas.

Seguimos con la misma paleta en la que el color principal es el blanco. La madera de pino está presente en los planos horizontales, el gris (el acero) en los electrodomésticos y el negro para marcar esos puntos de interés.

Con una paleta de materiales y acabados muy básica, se han creado espacios muy actuales, cálidos y limpios. ¡Que! ¡A qué te gusta este proyecto de reforma! Te dejo todas las imágenes para que lo descubras al detalle. A mí me ha encantado!

Si te gustaría que tu casa luzca igual de bonita que esta, puedes contactar con nosotros y pedir información sin compromiso. Te explicaremos cómo trabajamos y qué necesitas. También puedes cotillear nuestros servicios y nuestras redes sociales.  Nos vemos! Ciao!!

vanessa company

Gracias por leerme! No olvides suscribirte en la columna de la izquierda para recibir tu dosis semanal de inspiración 😀

(fuente)

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *